Inicio : Trujal Hacienda Ortigosa

Trujal Hacienda Ortigosa

trujal@haciendaortigosa.com

+34 948 646 550

Huesos de aceituna para calderas de biomasa

Hoy en día se está generalizando el uso de calderas de biomasa. La biomasa es un residuo orgánico que se puede utilizar como combustible.

La cáscara de nueces, astillas, pellets, briquetas… son algunos de los ejemplos que nos podemos encontrar, aunque hoy nos centraremos en los huesos de aceituna. Uno de los combustibles más utilizados en el mercado de biomasa que supone una excelente fuente energética.

Biomasa

El hueso de aceituna posee unas características excelentes por su elevada densidad, baja humedad (en torno al 13%) y un alto poder calorífico. Todo esto más la ventaja de usar un recurso autóctono hace que este combustible esté cobrando cada vez más importancia para el abastecimiento de calderas de biomasa.

El hueso procede de las aceitunas tratadas en el trujal. Una vez que han sido molturadas y hemos extraído de ellas el aceite de oliva por procedimientos físicos, pasan por una planta de limpieza, calibrado y secado en donde se obtiene el hueso apto para su uso en calderas de biomasa.

Para la elaboración de biomasa, el hueso tiene que ser procesado y seleccionado. Es necesario que esté seco y limpio, es decir, libre de impurezas. Hay ciertas certificaciones que definen la calidad del hueso de aceituna

Su poder calorífico es de unas 4.700 Kcal/Kg y genera un residuo en cenizas menor del 1,5%. Con esto podemos hacer una equivalencia de 2 Kg de hueso de aceituna con 1 l de gasóleo para combustión.

Este biocombustible se caracteriza por tener un bajo contenido en carbón y un elevado contenido en oxígeno y compuestos volátiles. Esta característica, junto con el bajo contenido en azufre (causante de la lluvia ácida), convierte al hueso de aceituna en un producto atractivo para ser aprovechado energéticamente.

Se comercializan en sacos de 15 o 20 kg, de fácil distribución y manejo, óptimo para su uso en el sector doméstico, y con un precio considerablemente menor al de otros combustibles de similares prestaciones, como el pellets de madera.

Y tú ¿utilizas huesos de aceituna para tu caldera de biomasa?

Comparte en tus redesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *