Inicio : Trujal Hacienda Ortigosa

Trujal Hacienda Ortigosa

trujal@haciendaortigosa.com

+34 948 646 550

Mitos y leyendas sobre el aceite de oliva

Hoy en día, los mitos y leyendas sobre el aceite de oliva están muy presentes en la conversaciones sobre alimentación. Por ello, hoy vamos a tratar de aclarar algunas dudas que existen sobre este alimento de la dieta mediterránea.

Mitos y leyendas sobre el aceite de oliva

¿A mayor intensidad de color mayor calidad de aceite de oliva?

Falso. El color del aceite de oliva no identifica su calidad. Su tonalidad varía dependiendo de la variedad de aceituna que se utilice para su elaboración.

¿Cuánto más viejo es el aceite mayor es su calidad?

Falso. El aceite se debe consumir antes de superar su fecha de caducidad o fecha de consumo preferente. Una vez superada esta, el aceite se oxida, va perdiendo sus propiedades organolépticas y su sabor se vuelve rancio.

¿El aceite de oliva sólo es apto para tomarlo en crudo?

Falso. El aceite de oliva se puede utilizar tanto para ensaladas como para frituras y cocción.

¿A menor grado de acidez mayor calidad de aceite de oliva?

Verdadero. El grado de acidez indica la cantidad de ácidos grasos libres que existen en el aceite de oliva. A mayor grado de acidez, mayor cantidad de ácidos grasos libres y por tanto, peor calidad. El grado de acidez es el que determina si un aceite de oliva es clasificado como virgen, virgen extra o lampante.

¿La temperatura óptima para freír con aceite de oliva son 180º?

Verdadero. A esta temperatura, el aceite crea una capa superficial fina y consistente que impide que el alimento absorba más aceite, al mismo tiempo que este retenga toda la jugosidad teniendo así alimentos más apetitosos con menos grasas.

¿El amargor y picor son atributos negativos del aceite de oliva?

Falso. El toque amargo y picante del aceite de oliva virgen extra es debido a su alta concentración en polifenoles y antioxidantes naturales y es un indicador de su calidad y alta estabilidad ya que lo protege de su auto oxidación y proporciona efectos beneficiosos para la salud del consumidor.

¿Tienes alguna otra duda o quieres añadir algún mito más? Déjanos tu comentario

Comparte en tus redesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *